miércoles, 29 de agosto de 2012

"LOTUS ROOT POWDER": CREMA VEGANA DE RAÍZ DE LOTO

Otra de mis entradas raras, raras...dedicadas a productos que se toman "directos del paquete" y que son aptos para veganos. Encontré esta rareza en una tienda de productos orientales, mayormente de China. Ya sabéis que uno puede perderse en esos  pasillos normalmente sin aire acondicionado pero llenos de sorpresas.

La cosa es que yo este producto ya lo había visto varias veces, y ni por asomo quería comprarlo. En primer lugar por el exceso de empaquetado: una bolsa grande que contiene diez o doce minibolsitas, cada una con la dosis justa para una ración...Me suelen dar mucha rabia este tipo de empaquetados...¿Es que nos hemos vuelto tan tontos que no podemos medir nosotros mismos la ración a cucharadas? Pero con vergüenza tengo que decir que esta vez caí en la tentación y no ayudé precisamente al planeta...Ahora intento compensarlo reutilizando las bolsitas para hacer raciones de otras cosas, como té, levadura para pan, etc.

Había un segundo motivo para no comprar el producto: lo que contenían las bolsitas eran unos gránulos que  tenían toda la pinta de ser química pura. Parecidos al té con limón instantáneo que se vende en botes que...ya me perdonaréis, pero me parece un pecado y una falta de gusto tomar eso.

Sin embargo, el último día que entré en la tienda me dio por leer  los ingredientes...y como no vi nada "artificial" (aunque la presentación sí lo era), decidí comprarlo como ya sabéis.

He aquí el paquete por delante y por detrás:


En este caso la traducción (al inglés) no estaba tan mal como otras veces, así que entendí cómo se preparaba, lo cual es importante para conseguir la textura gelatinosa del mejunje.  Luego en Internet confirmé esta preparación, y leí además que según la cantidad de agua hirviendo que se le añada se puede hacer desde una especie de infusión espesa hasta un bloque cuajado, como una especie de flan. Yo hice un término medio, de ahí el nombre que le he puesto a la receta.

Los ingredientes del preparado según se detalla en el paquete, son raíz de loto, semilla de loto, osmanthus y azúcar. El osmanthus es una planta que en España se cultiva como , y que no se nos ocurriría comer...pero que así en paquetito y en  forma de gránulos no da tanto miedo.

( Por cierto que esto me recuerda otra delicatessen oriental que probé recientemente -esta tienda es una mina...-, como una especie de gominolas veganas hechas con raíz de...¡alocasia!  No sé si conocéis la planta, pero aquí en Mallorca se sabe perfectamente que la raíz es tóxica...de hecho mi madre nunca ha podido olvidar al diablillo, compañero de clase, que la convenció para que "la probara, que estaba muy rica"...ni los subsiguientes retortijones. Así que tras haberme comido una gominola por el camino antes de leer los ingredientes...Me puse a leer la Wikipedia pensando que sería lo último que haría...ya poblaban mi cabeza fantasías sobre una inmunidad exclusiva de los chinos a la planta...parecido a que ellos no toleran la leche y nosotros sí...Cuando leí aliviada que la toxicidad desaparece al hervir la alocasia. Al fin y al cabo, también se dice que la patata cruda es tóxica...)

Errrr...¿De qué estábamos hablando? Ah, sí, del osmanthus...no, del polvo de loto...Vamos ya con la...


...PREPARACIÓN

Se pone agua al fuego en una cantidad suficiente para hacer una  taza más o menos. Mientras se pone el contenido del sobre en la taza y se mezcla con agua fría, muy poca, la justa para que se disuelvan los gránulos, lo cual ocurre en el acto.

Una vez hierve el agua, la vertemos con cuidado en la taza mientras vamos removiendo y viendo como instantáneamente la mezcla va espesando hasta quedar así:

Ya veis que queda como un "postre cremoso" de esos de nuestra infancia...al menos de la mía. Aunque lleva azúcar, debe ser muy poca ya que apenas está dulce. Si queremos, se la podemos añadir nosotros; yo creo que  lo mejor sería endulzar el agua previamente para conservar la textura.

¿Qué piensa un vegano al descubrir este producto? Que ha encontrado un sustituto "exprés" del agar-agar, a su vez sustituto de la gelatina, ¿verdad? Al respecto tengo que deciros que tendremos que investigar un poco, ya que mi proyecto de hacer "gelatina" de fruta con esto fracasó. Añadí al agua unas cucharadas de mermelada de arándanos, esperando que se formara una deliciosa crema de fruta...y no fue así. Algo actuó contra el proceso de espesamiento y este no se produjo...¿Fue la fruta, o quizás la temperatura del agua, que descendió? Una lástima...

La utilidad que le encuentro al mejunje es sobre todo ayudar a entretener el estómago entre comidas si estamos cuidando nuestra línea...Cada paquetito pesa tan poco que lleve lo que lleve tiene que engordar poquísimo...incluso si fuera todo azúcar apenas engordaría. La primera vez entra un poco en conflicto con nuestras occidentalísimas papilas gustativas...pero luego uno le coge el gustillo. Y no debe ser tan artificial, porque en Internet se cuentan de él maravillas.  Entre ellas, que es muy digestivo y que antiguamente se enviaba a la casa real china como tributo. Entre sus efectos beneficiosos para la salud, se menciona que "promueve la secreción de saliva y dispersa el calor, estimulando el apetito y regenerando los pulmones, así como tratando la deficiencia de yin y nutriendo la sangre. Por tanto, es especialmente bueno para los niños pequeños, los ancianos y los enfermos..."¡Ahí es nada! Así que creo que tengo una nueva adicción vegana: ¡el polvo de loto!

Se puede tomar frío o caliente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario