sábado, 25 de mayo de 2013

CRÊPES VEGANAS SIN GRASA

Tortitas, crêpes, filloas, pancakes, blinis...Cada pueblo tiene un nombre y una variante para estas finas láminas de masa hechas en sartén y adecuadas para salado y dulce. Mi receta es del libro "Everyday Happy Herbivore", de Lindsay S. Nixon. No lleva grasas ni aceites en los ingredientes, y ni siquiera las he usado para untar la sartén, ya que la mía, con revestimiento "tipo piedra" no la necesita.

INGREDIENTES

Para las tortitas:

Una taza de harina, mitad integral, mitad blanca
Una cucharada de polvos de hornear
Dos cucharadas de azúcar morena (opcional; para crêpes saladas mejor omitirla)
Media taza de leche vegetal, en mi caso de arroz
Media taza de agua
Una pizca de sal
Media cucharadita de canela
Una pizca generosa de jengibre en polvo
Una pizca de clavo en polvo (que yo he sustituido por pimienta de Jamaica, de la cual he añadido más porque no es tan fuerte).
Una zanahoria pequeña rallada fina

Para el relleno (no venía en la receta; es mi aportación):

Un puñadito de arándanos secos
Diez o doce avellanas tostadas
Media cucharada de melaza de caña para cada crêpe

Y también hojitas de menta para adornar.




PREPARACIÓN

En un bol mediano mezclamos las harinas, los polvos de hornear, las especias y una pizca de sal. Añadimos el azúcar si la usamos y también el líquido. Batimos bien y dejamos reposar durante diez minutos.
Al cabo de este tiempo ponemos la sartén a calentar. Si no es totalmente antiadherente necesitaremos añadir alguna grasa o aceite e irla renovando al ir haciendo nuevas tortitas.
Para saber si la sartén ha alcanzado la temperatura adecuada, echamos una gotita de agua fría y si sisea ya podemos empezar.
Incorporamos la zanahoria rallada a la masa y mezclamos bien. Ponemos porciones de masa en la sartén a fuego medio-bajo de manera que quede bastante delgada y que cubra si es posible toda su superficie. Según lo grande que sea nuestra sartén nos saldrán más o menos. La mía es de 20cm y han salido seis, aunque yo no las sé hacer muy finitas.
Al poco de verter la masa veremos que se forman unos agujeritos...





Al cabo de unos dos minutos o algo menos, le damos la vuelta a la tortita para que se haga por el otro lado.


A medida que las vamos haciendo, si queremos las podemos ir dejando en una olla caliente seca o en un horno caliente pero apagado para que no se enfríen.

Luego las rellenamos con lo que prefiramos. Yo he triturado los arándanos y las avellanas en la picadora y con ellos y la melaza he rellenado las crêpes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario